Cumbre de los Pueblos Rio+20

Río de Janeiro, Bra. La cumbre Río+20 culminó este viernes en Brasil con la aprobación de un plan para avanzar hacia una “economía verde” que frene la degradación del medio ambiente y combata la pobreza, un acuerdo fuertemente criticado por falta de metas vinculantes y financiamiento.

La cumbre, la mayor en la historia de la ONU, reunió a líderes y representantes de 191 países 20 años después de la histórica Cumbre de la Tierra de 1992 en Río de Janeiro, donde se tomaron decisiones para combatir el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la desertificación.

Había muchas esperanzas en esta nueva reunión, que desde el principio tuvo críticas por la ausencia de líderes como Barack Obama, de EU, Angela Merkel, de Alemania, y David Cameron, de Gran Bretaña. Se vio entorpecida por los fuertes conflictos políticos en Paraguay y se hicieron críticas, desde que la ciencia de la sustentabilidad está muy poco desarrollada hasta que la economía verde era sólo una nueva forma de explotación de los países subdesarrollados por parte de los industrializados. Pero no todos lo vieron negativamente.

UN PUNTO DE PARTIDA
Ha sido una conferencia exitosa (…). Los discursos han terminado, ahora empieza el trabajo”, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. “El camino es largo y duro. El reloj está corriendo y el futuro está en sus manos”, advirtió a los líderes mundiales.

La Río+20 es un punto de partida, un incentivo a nuestro avance, no es un límite ni un techo (…). Esa caminata debe ser asumida con mucha ambición”, dijo la presidenta brasileña Dilma Rousseff, anfitriona de la cumbre, y aseguró que el documento “no retrocede” en relación con Río-92 ni a ninguna otro congreso sobre medio ambiente, sino que avanza.
Rousseff se congratuló asimismo de haber organizado “la conferencia más participativa de nuestra historia” con una “fiesta cívica en las calles de Río de Janeiro”, en referencia a los 50,000 activistas, indígenas y estudiantes que participaron en la alternativa Cumbre de los Pueblos, reclamando soluciones concretas.

El acuerdo de 53 páginas “es la definición de la economía de los próximos 20 o 30 años”, estimó André Correa do Lago, jefe negociador de Brasil, en una entrevista con la AFP.
Desde ahora “la prioridad máxima del mundo es la erradicación de la pobreza. Y la segunda prioridad es un cambio de los patrones de consumo y producción que sean viables para un mundo que tendrá 9,000 millones de habitantes para el 2050”, afirmó.

PARA OTROS, UN FRACASO
Miembros de la sociedad civil, furiosos, denunciaron el “fracaso” y la falta de ambición de los líderes.
Río+20 ha sido un fracaso de proporciones épicas”, indicó Kumi Naidoo, de Greenpeace Internacional, uno de los activistas de la Cumbre de los Pueblos que se reunió con Ban el viernes para entregarle un documento con críticas.
El único resultado de esta cumbre es una rabia justificada, una rabia que debemos transformar en acción”, dijo.

El documento final enfatiza las principales amenazas al planeta: desertificación, agotamiento de los recursos pesqueros, contaminación, deforestación, extinción de miles de especies y calentamiento climático,“uno de los principales desafíos de nuestro tiempo”.

AL AÑO, 500 MILLONES DE DÓLARES MÁS PODRÍAN DETENER CALENTAMIENTO GLOBAL

SE DEBE AUMENTAR INVERSIÓN EN ENERGÍA SUSTENTABLE
La inversión a nivel mundial en energía sustentable debe incrementarse en 500 millones de dólares al año para poner un límite al calentamiento global 2 grados Celsius por encima de la temperatura promedio de la Tierra antes de la era industrial, según un reporte dado a conocer en Río+20.

El reporte “Evaluación de la energía global-Rumbo a un futuro sustentable” fue publicado por el Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados de Austria (IIASA) y es la culminación de seis años de trabajo de 500 investigadores, una tercera parte de los cuales vienen de países en desarrollo, y se ha promovido como la evaluación más completa en energía a nivel mundial.

El reporte pretende ofrecer a los creadores de políticas públicas, académicos y el sector privado información sobre los servicios de energía sustentable. Se aboca a cuatro temas: los retos principales a nivel mundial y su relación con la energía; tecnologías y recursos disponibles para proveer de energía adecuada, moderna y accesible; sistemas energéticos adecuados para enfrentar retos del futuro, y las políticas, medidas, instituciones y capacidades requeridas para proveer energía sustentable.

En el estudio se identifican 40 “rutas” que podrían satisfacer metas ambientales y sociopolíticas.

Fuente: http://eleconomista.com 24 junio 2012

Link: http://eleconomista.com.mx/entretenimien…

 

Deja un comentario